Política Julio 1, 2015

Las prioridades de Almeda

Almeda Urtubey Kirchner Scioli

El intendente de Cafayate, Fernando Almeda, se encuentra confiado en la continuidad del Frente para la Victoria con Daniel Scioli como presidente de la Nación y Carlos Zanini, vice. Su fuerte está junto a Alicia Kirchner, de Kolina y deberá resolver, en cuatro años, la consecuencia para el municipio y alrededores.

Su poder ejecutivo es preponderante en algunos aspectos: atrae inversiones del sector vitivinícola, turismo de forma regular con picos en las temporadas de invierno y verano, es un polo de producción artesanal y el sector de la construcción va en crecimiento. Todas las actividades alientan al consumo interno, favoreciendo la economía.

Las prioridades de Almeda son: fortalecer las economías regionales, a partir nuevas inversiones que impulsen la obra pública, mejoras en la comunicación y tecnología, generación de industria para obtener valor agregado y el sostenimiento de las instituciones para desplegar nuevas políticas energéticas, más limpias y económicas.

Alicia Kirchner es la titular de la Secretaría de Desarrollo de la Nación; una de las carteras que mejor rendimiento ha tenido y favorecido a Cafayate. Si la continuidad de Scioli, permite la de los funcionarios actuales, entonces la estrategia de Almeda tiene un futuro más estable y permite una planificación sostenible durante su gestión.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, apoya plenamente la fórmula Scioli – Zanini, ya que el Frente para la Victoria se plantea el desafío de fortalecer las economías de todas las regiones de la República Argentina, para estimular un crecimiento colectivo homogéneo y evitar la disparidad entre unas y otras.

El intendente de Cafayate, Fernando Almeda, juega con dos piezas fundamentales: Urtubey y Kirchner, con el lógico aval de Daniel Scioli. También auguran una buena representación en la Cámara de Diputados con Pablo Kosiner y Javier David y el condicionamiento de la construcción política de la agrupación La Cámpora, que apunta a fortalecerse en todos los municipios.

Desde el ejecutivo cafayateño y su gabinete, confían en que Scioli hará una primera gestión encargada de garantizar la continuidad del modelo Kirchner – Fernández, trabajando para lo que podrían ser cuatro años más que incluyan el análisis de políticas a mediano plazo, cubriendo una gestión de 20 años.

De la Redacción de Diario Cafayate