Política Octubre 16, 2014

Qué tendrá el mellizo

sergio cisneros cafayate municipalidad secretaría de acción social becas alumnos estudiantes

Blanco inagotable de diversas críticas, el actual secretario de acción social del municipio en Cafayate, rompió el esquema de la entrevista periodística. Los actores políticos o funcionarios gubernamentales no acostumbran a exhibirse en los medios cuando saben que el acometimiento puede más que la evidencia.

Potencialmente Sergio Cisneros contestó durante aproximadamente una hora todas las inquietudes de los periodistas y opinión pública acerca de su gestión a cargo de la oficina de AA.SS. de Cafayate. En tiempos de elecciones y con la posibilidad aún abierta de acceder a una postulación, se brindó a una audiencia por momentos difamatoria.

Los filtros en los sistemas de mensajes cortos quedaron a merced de las circunstancias, y las preguntas más frecuentes que la ciudadanía escogió para Cisneros estuvieron relacionadas con el sistema de becas para alumnos, la tarjeta solidaria, el aprovechamiento de fondos y la atención al público.

René Descartes dijo que la primera máxima de todo ciudadano ha de ser la de obedecer las leyes y costumbres, y en todas las demás cosas gobernarse según las opiniones más moderadas y más alejadas del exceso. Sin embargo el abuso de los medios de comunicación no contempla si quiera el acceso a la entrevista.

Los periodistas inflexibles cargan en la actualidad con una enorme responsabilidad. Contener a una parte de la opinión pública que exige respuestas. Entonces el medio debe ponerse en contacto con el funcionario y oficiar de interlocutor. La fuente de información es fiel, la labor periodística anti complementaria, más la audiencia enardecida.

Los medios utilizan estrategias y tácticas distintas y desde el punto de vista de tiempos y movimientos, unos impactan más que otros. El ejercicio del periodismo implica la obligación de servir a la comunidad mediante la formación de opiniones orientadoras. ¿Pero que sucede si en la acción el rol fracasa?

En tiempos de violencia, la información puede exacerbar o morigerar las pasiones en conflicto. El diálogo reflexivo puede ser reemplazado por la sola polémica. Los mejores periodistas son aquellos libre pensadores que logran elevar los debates sin involucrarse en el rol ajeno. Aunque muchas veces prefieren la posición hacia la audiencia como una ventaja Neroniana.

Sergio Cisneros no eludió ninguna pregunta, sin embargo, la audiencia insistió en arremeter una y otra vez con interrogatorios recurrentes con la esperanza de que obtener una respuesta favorable sea sinónimo de verdad. Algo así como una suerte de pabellón de tortura donde la respuesta deber ser, si o si, o en caso contrario, no o no.

The five w, plas how (las cinco doble ve, más el cómo) son las seis preguntas que responden a todos los interrogantes, no sólo del periodismo, sino de la humanidad. Y en este caso la mejor, es una construcción compuesta: “¿Para qué?”. En particular nadie se atrevió a preguntar a Cisneros si cometió actos de corrupción y en tal caso: ¿Cuál hubiese sido la respuesta?

Lo cierto es que dentro del rol ciudadano cabe el derecho a exigir una rendición de cuentas bajo la publicidad de cualquier acto de gobierno. Todas las actuaciones están debidamente registradas. No es la prensa ni juez ni fiscal. Lo que debió ser entonces una aproximación a la prensa salmón, terminó por acabar en un medio de prensa rosa.

De la Redacción de diariocafayate.com