Real Madrid Campeón del mundo

Real Madrid campeón del mundo en el Marrakech Mundial de Clubes 2 a 0 San Lorenzo

Ningún aficionado del Real Madrid olvidará 2014, el año en el que los blancos se proclamaron campeones del mundo. Ante San Lorenzo, en el Gran Estadio de Marrakech, sumaron su 22ª victoria consecutiva y pusieron el broche de oro a 365 históricos días, en los que han ganado la Champions League, la Supercopa de Europa, la Copa del Rey y este inolvidable Mundial de Clubes.

No fue fácil doblegar a un conjunto argentino replegado atrás, canchero y con el tiempo como aliado. Fue clave el laboratorio de Ancelotti, como ya ocurriera en la semifinal. Los protagonistas fueron los mismos que ante Cruz Azul. Kroos sacó el córner en el 37’ y Ramos marcó de nuevo de cabeza.

Especialista a balón parado

Espectacular Mundial del segundo capitán madridista, que volvía a demostrar que las grandes citas son su hábitat natural. Poco más se le puede pedir al héroe de Lisboa y más teniendo en cuenta que arrastraba molestias antes del choque.

La lesión de Marcelo, que fue sustituido por Coentrão en el 43’, fue la única nota negativa de una primera mitad en la que los madridistas dominaron desde el inicio y tanto Cristiano Ronaldo, en el minuto 1, como Bale en la jugada que precedió al córner del primer gol pudieron desequilibrar antes el marcador.

Mucho mejor comenzó la segunda, en la que los blancos decidieron la final en el 51’. Pase entre líneas de Isco a Bale, que utilizó el primer toque de balón para dejárselo muerto en el área y el segundo para sacarse un disparo que se coló por debajo del cuerpo de Torrico.

A partir de ese momento el Real Madrid disfrutó sobre el césped y llegaron sus mejores minutos. De hecho, el sombrero de Benzema a Mercier y su posterior remate estuvo cerca de sorprender al portero argentino en el 63’ y el centro de Bale con la derecha en la siguiente jugada golpeó en el larguero.

Imbatidos en Marrakech

Lejos de ser asediados por su rival, el balón seguía siendo dominado por el campeón de Europa, que no se conformaba con la renta y se mostraba muy sólido en defensa. Bale centró con el exterior en el 73’ y el remate de primeras de Benzema se marchó a escasos centímetros de la portería de Torrico. Ya en los minutos finales apareció Casillas con dos bonitas estiradas a los lejanos remates de Kalinski en el 84’ y Mercier dos minutos más tarde.

Al grito de “¡Campeones, campeones!” y con la atronadora ovación con la que fue despedido Ramos al ser sustituido por Varane se cerró un Mundial de Clubes en el que los madridistas terminaron imbatidos. La afición está de enhorabuena. El Real Madrid es el mejor del mundo.

De la Redacción de Diario Cafayate