Cultura Noviembre 10, 2017

Ciencia ancestral Calchaquí

red de arte y diseño de los valles calchaquies sebastian miguel

CAFAYATE (redacción) – El arquitecto Sebastián Miguel, de la Red de Arte y Diseño de los Valles Calchaquíes, anticipó el comienzo de la muestra de artistas, diseñadores y artesanos que inaugurará en IDEA Espacio Cultural Cafayate, el 11 de noviembre, a las 18.

También, explicó que la Red es una inciativa auto gestionada por un grupo de personas que se encuentran interesadas en recuperar los valores, tradiciones y técnicas en diseño del Valle Calchaquí, a través de tres nodos.

Durante la inauguración del sábado los visitantes podrán apreciar todas las tecnologías puestas en escena, en la muestra que está siendo montada, en Nuestra Señora del Rosario y Costanera del Río Loro Huasi, y en la que el púbico podrá ser crítico y participativo.

Por tal motivo el Valle Calchaquí, en la Red de Arte y Diseño, se une en Cafayate, Cachi y Seclantás con Sebastián Miguel, Silvina Martínez y Florencia Iturralde como coordinadores de esos lugares, respectivamente.

“Cada uno tiene la misión de poder acercarse a los artistas y artesanos que trabajan y viven en los valles y de ese modo poder armar una red que establece la re valorización de las técnicas con las que cada uno trabaja en este concepto”, explicó Miguel.

“Poner en valor textiles, pintura, escultura y sistemas constructivos y de quienes obtienen la materia prima del entorno de los valles calchaquíes; poner en valor lo que ancestralmente se fue dando y que con el mundo globalizado tiende a perderse”, agregó el arquitecto.

Una de las ideas centrales de la Red es recuperar todas las tecnologías, re valorizarlas para poder acercarlas a la sociedad y demostrar los saberes en los hechos con la posesión del valor agregado sobre los mismos.

“La idea es poder trabajar con productos genuinos, visitando los talleres para poder dar y recibir al visitante. Cada uno tiene su red de comercialización y nadie interviene”, expresó Miguel, y agregó que “es interesante poder conocer el ADN de la producción y el lugar, porque la obra tiene impreso el contexto de donde el artesano se desenvuelve”.

El debate y la discusión que tiene la sociedad es sobre “cómo se debe” y “cómo era antes”. Esto tiene que ser reconocido a partir de un contexto real, que se expresa en el de un mundo globalizado, en el que las personas están impactadas por esa realidad.

“Debemos trabajar con la re interpretación; tomar de lo que venía siendo, recuperar lo que es valioso y poder adaptarlo a los tiempos modernos”, finalizó el arquitecto Sebastián Miguel, de la Red de Arte y Diseño de los Valles Calchaquíes.