fbpx

Casimiro había anticipado la inestabilidad laboral

Sebastián Casimiro Diputado provincial por Cafayate

El diputado por el Departamento Cafayate, Sebastián Casimiro, había anticipado durante el proceso de campaña electoral en la Provincia de Salta, que la falta de diseño de políticas laborales afectaría la estabilidad de los empleados.

Sin mencionar ajuste u ola de despidos, el legislador provincial, explicó que la falta de cumplimiento de los convenios laborales era el primer indicador para comprender la complejidad que podría presentarse a finales de 2015, en cuanto al sostenimiento del empleo.

A tan sólo dos meses y medio de la renovación de autoridades municipales, San Carlos y Cafayate viven los primeros despidos, que suman entre ambos, un total de 17 trabajadores cesanteados desde el aparato estatal.

Los jefes municipales manifiestan, continuamente, que sus arcas no alcanzan para responder a las obligaciones en cuanto a las demandas salariales y que la situación podría empeorar tras los aumentos en los salarios mínimos y los nuevos acuerdos por paritarias.

“En Cafayate hay falta de trabajo y se siguen produciendo despidos. Empleados de planta permanente han sido echados sin motivo claro por lo que se está recurriendo a la justicia para poder ayudarlos”, contó Casimiro durante una entrevista radial, hace dos meses.

El diputado por Cafayate, advirtió que la descentralización de fondos de la provincia estaba condicionada y que la discusión para la negociación de la ley de coparticipación no figuraba como tema central en la agenda de los gobiernos de Provincia y Nación.

De la Redacción de Diario Cafayate