Política Noviembre 14, 2016

Sergio Saldaño sobre el convenio y la ordenanza: “Las tierras son nuestras”

Sergio Saldaño concejal Cafayate bloque radical

El concejal por Cafayate, integrante del bloque de la UCR (Unión Cívica Radical), Sergio Saldaño, aclaró que está dispuesto a tratar el caso de las 32 hectáreas, siempre y cuando se parta de la base de que las tierras le pertenecen al municipio.

La municipalidad de Cafayate entabla una “negociación amigable” con la empresa Pernod Ricard, para intentar destrabar un conflicto, por el que se disputa la titularidad de 32 hectáreas, con argumentos cruzados entre el cumplimiento de una donación con cargo y la usurpación de un predio.

El caso se encuentra cumpliendo su primer trámite en la comisión de legislación del Concejo Deliberante, que es integrada por los funcionarios radicales, Ana María Quintela y Sergio Saldaño, y el justicialista, Marcos Arjona.

Pero para la presentación de una ordenanza, sujeta al voto positivo o negativo de la firma de un convenio entre la municipalidad de Cafayate y la empresa Pernod Ricard, que establece un canje de 32 hectáreas del municipio, por 72 hectáreas de la firma, los funcioanrios acrordaron un tratamiento integral.

Es decir, que para el tratamiento del caso deben participar los siete concejales que representan al deliberante cafayateño y resolver la situación para elevarla al Poder Ejecutivo para su promulgación o revocación, independientemente de quienes integren la comisión de lesgilación.

“Se decía que el bloque radical era el que no quería tratar el tema, y no es así. De hecho, el presidente del Concejo Deliberante (Guillermo Pastrana), dio la misma idea en un medio de comunicación”, indicó Saldaño.

“En su memento pasó la Fiesta del Milagro y se suspendió la sesión. El bloque radical presentó su proyecto al presidente, quien me dijo que sería buen tratarlo una semana después debido a la complejidad del tema”, explicó el concejal.

Sergio Saldaño reveló que se presentó una ordenanza para que la municipalidad se desvinculara de las 32 hectáreas, aceptara el incumplimiento del cargo y la titularidad de las tierras por parte de la empresa, para que el canje tuviera validez.

El concejal del bloque radical comentó que no le pareció correcta la presentación, principalmente por los plazos, ya que la misma fue entregada por la mañana, para ser votada por la tarde, cuando el reglamento interno exige que las mismas sean ingresadas con veinticuatro horas de antelación.

El convenio firmado por el ejecutivo y deliberante municipal y los apoderados de la empresa, venció su plazo el 6 de noviembre de 2016, luego de que pasaran los sesenta días establecidos para la adecuación de las partes.

En la práctica, la municipalidad de Cafayate, entre Concejo Deliberante y Poder Ejecutivo, debían redactar y aprobar una ordenanza para ceder las 32 hectáreas, y la firma Pernod Ricard debía realizar un desmembramiento para canjearlas por 72 hectáreas.

“No sabemos el valor productivo de las tierras que nos pertenecen y la empresa nos está ofreciendo un lugar lleno de piedras. Considero que no estamos negociando en las mismas condiciones”, expresó el  concejal radical.

El convenio se firmó de forma unánime hace más de dos meses, pero luego los tres concejales del bloque radical se negaron a convalidarlo. “No me pareció justo porque las tierras son nuestras, se cumplió el cargo y fueron usurpadas”, argumentó Sergio Saldaño.

Si la “negociación amigable” cae, la municipalidad de Cafayate y la empresa Pernod Ricard, podrían enfrentarse en un juicio, en el que se intentaría probar si existió el delito de usurpación y si se cumplió con el cargo para el que fueron donadas las tierras.

De la Redacción de Diario Cafayate