Cultura Diciembre 1, 2015

Día Mundial de la Lucha contra el SIDA

dia mundial de la lucha contra el sida

Se celebró el Día Mundial de la lucha contra el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) y la Iglesia Católica fue reconocida como la institución que más ayuda a las víctimas, atendiendo a uno de cada cuatro enfermos en todo el mundo.

Según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/SIDA (ONUSIDA), en 2014, más de 36 millones de personas vivían con el virus. Es decir, personas que son portadores de éste, pero que aún no han desarrollado la enfermedad y para quienes son importantes el uso de retrovirales.

El SIDA es declarado cuando un paciente seropositivo presenta un conteo de linfocitos T CD4 inferior a 200 células por milímetro cúbico de sangre. Tal condición halla al sistema inmunológico deteriorado y la persona queda expuesta a patologías generadas por un conjunto de infecciones.

El SIDA es expresión de una inmunosupresión que aumenta las probabilidades de que un portador del VIH desarrolle enfermedades causadas por infecciones que, en personas con sistemas inmunes no deteriorados, no se presentarían.

Si las condiciones de los servicios médicos no permiten la realización de pruebas de laboratorio, se declara que un paciente ha desarrollado SIDA cuando presenta enfermedades que se consideran definitorias del síndrome.

El virus del SIDA está presente en fluidos del paciente además de la sangre, tales como la saliva, el semen o las secreciones. Sólo cuando la concentración del virus es suficientemente elevada, como ocurre a veces con el semen o las secreciones vaginales, se produce la infección.

No es posible advertir cuando el HIV infecta. Esto decir, que una persona puede ser contagiada y no percibir ningún síntoma. A partir de entonces, sin saberlo, estará infectada con el virus del SIDA y podría tardar meses o años en enterarse.

El contagio del VIH se produce cuando el virus, presente en las secreciones corporales como el semen o las secreciones vaginales y en la sangre del paciente infectado, ingresa al torrente sanguíneo.

Existen diferentes vías para prevenir el contagio. La más efectiva es la abstinencia y la monogamia, siempre y cuando se realicen test de detección temprana. Otro de los modos es la profilaxis, aunque ésta última tiene un margen de error de más del 15 por ciento.

En la actualidad existen 17,1 millones de personas infectadas que desconocen su situación. Las relaciones sexuales y el traspaso madre – hijo son la principal causa de contagio. En el mundo, sólo la mitad de los infectados tiene acceso a un tratamiento.

Desde la Organización Mundial de la Salud y la mayoría de los Ministerios de países desarrollados y en vías de desarrollo, recomiendan realizar el test de HIV, bajo el programa de detección temprana, ya que en la actualidad existen tratamientos para contrarrestar los efectos del virus.

De la Redacción de Diario Cafayate