Sociedad Enero 26, 2016

Sindicalista de Cafayate acusa al gobierno de negar aumentos

Sindicalistas de ATE Cafayate

Los empleados municipales de Cafayate continuarán con las reuniones de asamblea, hasta que el ejecutivo les otorgue el aumento exigido. Así lo informó el sindicalista y delegado de la Asociación Trabajadores del Estado, Cristian Aviar.

“Estaremos realizando la misma medida, pasando a un cuarto intermedio y llegando al ministerio de trabajo, para decir que esto no tiene asidero, porque no hay paro en Cafayate; continuaremos con una hora de asamblea para saber cómo se desanuda la situación”, manifestó el sindicalista.

Cristian Aviar explicó que las asambleas se organizan dentro de los horarios de trabajo y que, los sectores que quedan fuera del alcance de la recolección de residuos, son responsabilidad del municipio porque no les brinda una solución.

“Nosotros no hemos realizado ninguna medida que tenga que ver con un paro de actividades. Únicamente estuvimos llevando a cabo las asambleas que corresponden, para dar a conocer y discutir cómo va a seguir la problemática”, justificó Aviar.

El ministerio de trabajo dictó la conciliación obligatoria, por el aumento de horas extra, remuneraciones y actualizaciones, ya que el conflicto comenzó el 22 de noviembre y no logró un acuerdo entre las partes.

El delegado de ATE asegura que la inflación anual se proyecta en cincuenta por ciento, que la municipalidad de Cafayate tiene el mayor nivel de endeudamiento de toda su historia y que, por esas razones,  se niega a otorgar el aumento que los empleados exigen.

Aviar no supo explicar el alcance de los acuerdos salariales con sumas no remunerativas. “Dónde quedaron las negociaciones; el gobierno abierto al diálogo sindical con los trabajadores; estas no son paritarias”, se preguntó el sindicalista.

El delegado de ATE insistió en exigir las razones o los argumentos del dictamen de conciliación obligatoria, por parte del ministerio público. “Desde el mes de diciembre que cursamos notas para sentarnos sobre la mesa de diálogo”, aseguró Aviar.

El ministerio de trabajo está facultado para dictar la conciliación obligatoria, porque su objetivo es regularizar la situación. Está amparado en la Ley N° 24.635 que introduce a desarrollar una etapa durante la cual se intenta una conformidad entre las partes.

El sindicalista apuntó contra los integrantes del gabinete de gobierno municipal y los integrantes del concejo deliberante, argumentando que todas las partes se aumentan el salario y que en algunos casos el incremento será del 40 por ciento.

“Vemos que se están utilizando a las instituciones gubernamentales para sacar rédito propio. Ya no hay una oferta por parte del municipio; que se dejen de pelotudear; vienen a decirnos que cobramos los mejores sueldos”, finalizó Cristian Aviar.

Los empleados municipales de Cafayate ganan, en promedio, $6.000 mensuales, los que cuentan con antigüedad y/o ítem título alcanzan la media de $18.000 al mes, aunque en todos los casos pueden superar esas cifras.

De la Redacción de Diario Cafayate