Sociedad Junio 30, 2017

Spinner de alpaca en Cafayate

spinner jorge barraco platero cafayate

El juguete girador anti estrés que es furor en el mundo alcanzó su prototipo en alpaca. El platero, Jorge Barraco, diseñó un spinner de aleación de primera calidad y el modelo aún se encuentra en fase experimental en el taller de Cafayate.

“Es una inquietud de los chicos. En el taller van por el tercer spinner porque lo rompen, tiran, pierden. Entonces, decidimos hacer uno de mayor precisión y mejor calidad”, contó el platero, Jorge Barraco.

En la actualidad el spinner es considerado un juguete hecho de plástico, acero u otros materiales y constituido por un eje central con dos, tres o más brazos, los cuales terminan en unos aros con rodamientos.

El primer modelo de spinner que diseñaron en el taller de Jorge Barraco, fue de cartón. Lo hizo su hijo Jorgito que luego avanzó hacia un nuevo prototipo, de plástico. Finalmente, el último modelo lo creó el platero, con alpaca.

“Me recuerda a las épocas del motociclismo porque al menos estoy en presencia de un rulemán. Tengo un rulemán y un poco de metal y con eso fabriqué un spiner de alpaca”, detalló Jorge Barraco, desde su taller.

“Es un concepto que está en experimentación por el balanceo. Tiene que estar perfectamente ajustado en cada uno de sus detalles y aclaro que no está a la venta porque los chicos están muy entusiasmados”, añadió.

En las jugueterías se venden hasta cincuenta por día. El spinner compite con el tiki taka y el yoyo y su atracción se basa en el giro de una pieza sobre su propio eje; la rotación geométrica deslumbra al ser humano.

En el taller de Jorge Barraco, los niños dedicaban mucho tiempo al spinner, fue entonces que se sintió atraído y colaboró para que se diseñaran varios prototipos. El último representa una precisión asombrosa y posee una elegancia absoluta.

“Yo no juego mucho, pero lo tengo en la mesa del taller. Entre trabajo y trabajo lo miro y voy haciéndole mejoras para perfeccionarlo. Lo hago girar para observar como brotan las ideas”, explicó el platero.

Durante la última semana, algunos clientes le encargaron prototipos con alpaca o plata en diseños a mano y él les sugirió agregarles piedras semipreciosas para confeccionar un bonito presente, que además sirva como spinner.

La curiosidad que despierta el trabajo del platero Jorge Barraco, se basa en la capacidad de transformar el efecto masivo de un artículo netamente comercial, por otro idéntico puramente artesanal.

De la Redacción de Diario Cafayate