Política Octubre 26, 2014

Todos quieren con Casita

almeda intendente de cafayate busca reelección en 2015

El triunfo histórico del actual Intendente, Néstor Fernando Almeda, trajo aparejado un gobierno reformista y poli clasista y puso un fuerte acento en la obra pública y la recaudación fiscal como factor económico determinante para el trazado de una nueva política de gobierno.

Almeda junto a un gabinete renovado, logró disminuir la tasa de desempleo en un 9,3 %, recaudar 50 % más en tasas municipales y atraer inversiones de Provincia y Nación para motorizar la economía y reducir la deuda departamental.

Aunque el contexto nacional y provincial fue alentador para el Intendente, tuvo un pasado desfavorable con la contundente dirección sindical y gremial en los primero años, hasta lograr formalizar toda la planta de empleados municipales.

Durante la noche de la victoria, la alegría popular se trasladó desde la calle Rivadavia, hasta la Plaza Central, 20 de febrero. Tres años después la realidad demuestra que Almeda llegó a un punto máximo que lo obliga a redoblar la apuesta.

Uno de los interrogantes para las elecciones en 2015 es quién será el digno opositor que se presentará como candidato para modificar la política del actual Intendente Almeda. El primer mandatario municipal cuenta con el apoyo del actual Gobernador y Vice Gobernador de Salta.

Por lo tanto, el Partido Renovador de Salta y gran parte del Partido Justicialista, harán fuerza para lograr la reelección y desestimar posibles internas que desvíen el curso normal de la actual gestión de Almeda.

En la agenda del municipio aún quedan tareas pendientes. La oficina de recaudación fiscal buscará maximizar sus percepciones para lograr la autonomía económica del municipio y la posibilidad de generar nuevos empleos.

Dentro de los planes macroeconómicos, la ambición de Cafayate es convertirse en uno de los centros turísticos más importantes de América pero con una dimensión que cubra toda la infraestructura necesaria para soportar la economía que viene.

Si bien la batalla por la gobernación en la Provincia muestra protagonistas a Urtubey, Olmedo y Romero, Almeda es una pieza clave que no descartará la actual clase dirigente y tampoco el constructivismo no oficial.

El límite es que muchos empresarios, políticos y actores de la sociedad quieren la continuidad de Almeda porque confían en la proximidad de una nueva política de gobierno que garantice bienestar.

El procedimiento de la crisis nacional e internacional parece no llegar aun a Cafayate como un viento de cola que pueda sacudirá el estándar económico de Departamento. Paradójicamente e inversamente proporcional, la crisis nacional e internación es para el Municipio un telegrama.

Otro de los interrogantes es qué sucederá en caso de que Urtubey se postule para la presidencia y acto seguido logre ocupar un cargo como ejecutivo. Y también la función del actual senador nacional Juan Carlos Romero como gobernador de Salta en 2015.

De la Redacción de diariocafayate.com