Cultura Septiembre 26, 2017

Toponimia de Cafayate

toponimia de cafayate

CAFAYATE (redacción) – Asegurar palabras trabajadas por la investigación para descifrar sus significados, solamente es un intento de llegar al núcleo de aquellas palabras que fue hace mucho tiempo prototipo de nuestro pueblo: Cafayate.

El secreto que buscamos está quizá en una letra escondida, como raíz, en el polvo de los sepulcros donde se habló esa lengua: cientos de siglos han pasado sobre ese signo, sobre ese sonido, y es preciso reconducirlo con paciencia, por las series sucesivas de su remoto enlace con el pasado, hasta hallarle su raíz y su sentido.

Y, pieza por pieza, es preciso reconstruir con los trozos acumulados en las vastas ruinas de la raza y de su genio, la prueba de que ella se ha hallado ligada al mundo de los vivos, y que ha representado su papel en las escenas primitivas de la vida de la civilización y de las tradiciones que forman el punto presente, llevados también por las espirales de la vorágine.

Se asegura que, tenemos relictos kakanos en el nombre de los pueblos de nuestro Valle. Esto no es verdad. Solamente son palabras híbridas en el intento de descifrar lo indescifrable.

Nuestros jesuitas hibridaron el kakán con esto de informar a sus superiores hechos acaecidos en el lugar, y así dicen que “aquellos hombres eran “Tiahuitas”, y los españoles informan a la corona que “aquellos hombres eran Diaguitas”.

Los jesuitas dicen que “aquel lugar se llamaba Llukawuil”, y los españoles que “aquel lugar se llamaba Yucavil”.

“A la llegada de los españoles estar tierras ya eran conocidas con el nombre de ´Cafayate´, cuya acepción ha sido interpretada de diferentes maneras.

Uno de sus primeros significados fue y aún es para muchos “Cajón de Agua”, que deriva de Cafa-Yaco. Existe una corriente que asegura que significa “Gran Lago”, nombre que provendría de la voz indígena Cafayan.

Posteriormente, se ha llegado a la conclusión de que le nombre de nuestra ciudad turística es: “El pueblo que lo tiene todo”.

El doctor Atilio Cornejo, después de proponer varias etimologías conocidas como “cajón de agua”, “gran lago”, afirma: “Más probablemente es sin embargo, en mi concepto, que el lugar de Cafayate deba su nomenclatura a la de la primitiva cacán”.

Pero, las acepciones más comunes en las antiguas tradiciones de nuestro pueblo, la traducen como “pueblo que lo tiene todo”.