El turismo masivo a Cafayate volverá a mediados de 2021

bar Cafayate plaza turismo

Luego de un fin de semana en el que la ocupación promedió un 50%, gastronómicos y hoteleros de Cafayate presagiaron una temporada de verano rentable. El pronóstico se aproxima al de una encuesta de diariocafayate.com cuyo resultado indicó que 5 de cada 10 argentinos planea tomarse vacaciones en 2021 en destinos alternativos y emergentes dentro del país.

La vuelta del turismo masivo a Cafayate y región Sur del Valle Calchaquí en 2021, está relacionada con la creación de la vacuna del coronavirus, aunque no resuelve la crisis del sector. Sin embargo, el progreso científico de los laboratorios Gamaleya, Moderna y Pfizer (que anunciaron un 92% de efectividad de sus productos para diciembre y marzo), impulsaron a la alza las acciones de las compañias de viajes en internet.

Esas empresas (que concentran la mayor cantidad de consultas y ventas de billetes de avión, alquiler de vehículos y hoteles), reportaron que la demanda sobre destinos turísticos cercanos y de cabotaje disminuyó un 43% entre marzo y abril y que aumentó un 84% entre septiembre y octubre.

En tal sentido, el 27% de los argentinos encuestados por diariocafayate.com, señaló que en sus próximas vacaciones buscará visitar destinos alternativos y emergentes como son los de la región Sur del Valle Calchaquí (Cafayate, San Carlos, Molinos y Cachi) y otros como Nono en Córdoba, Trevelin en Chubut, Potrerillos en Mendoza y El Chaltén en Santa Cruz.


Los desafíos para el Sur del Valle Calchaquí se basan en la comercialización y gestión del destino turístico fundados en la confianza que puedan generar sus protocolos sanitarios


Uno de los factores de la crisis en el turismo, es que el protocolo de distanciamiento redujo a más de la mitad la infraestructura existente. Por ejemplo, en un restaurante para 24 comensales no pueden admitir a más de 12, aproximadamente, (si se tiene en cuenta al personal), además de readecuarse para la manipulación de alimentos y bebidas.

Lo mismo sucede en los hoteles con sus espacios comunes y habitaciones. La mayoría, ha tenido que rediseñar sus ambientes, además de tener que digitalizar los procesos de check in/out, buzón de llaves y servicios de desayuno y valet parking, que significa aumento de costos.

Esa información es un anticipo para conocer que ante la recepción del turismo masivo en 2021, bajo las condiciones de «nueva normalidad», resulta indispensable revisar el plan de negocio.

Es posible que la recuperación de la industria turística sea repentina y satisfactoria, aunque dependerá de la confianza que el sector genere en sus protocolos para las areolíneas, hoteles y restaurantes, al márgen de que una segunda ola (anterior a la aplicación de vacunas) podría alterar la seguridad de los viajantes.

Diario Cafayate