Sociedad Marzo 11, 2015

“La falta de criterio de los empleados de servicios públicos de Cafayate, puede matar”

en cafayate una mujer se desmaya y emergencia 911 no asiste

Pasadas las 15 de hoy, una mujer necesitaba trasladarse tras una descompensación, debido a la alta temperatura. Los familiares llamaron al 911, sin éxito; luego a una remisería de Cafayate y advirtieron que necesitaban un móvil. La operadora, que dijo llamarse Lourdes, respondió que tenía una demora de diez minutos.

La desgrabación completa de la comunicación telefónica: (L) Lourdes (C) Cliente

 

 

L: Remisería Buenas tardes…

C: Buenas tardes, necesito un móvil.

L: Diez minutos la demora.

C: Si, pero es urgente, lo necesito urgente.

L: Es que tengo todo ocupado, diez minutos la demora.

C: Es que necesitamos trasladar a una persona que no se siente bien.

L: No tengo nada, va a tener que esperar diez minutos.

C: ¿Usted comprende lo que es una urgencia?

L: Si pero no tengo nada ya le dije, hay diez minutos de demora.

Uno de los familiares indignados colgó el teléfono y procedieron a asistir a la mujer por sus propios medios con la ayuda de dos turistas. Tras haber sufrido una baja de presión, producto de la alta temperatura y un cambio brusco en su posición corporal, le practicaron primeros auxilios y luego con la ayuda de una médica turista, se la examinó y recomendó su traslado al hospital.

La Médica Cardióloga Carolina Di Stefano, que pasaba de casualidad por el frente de un hotel, advirtió el tumulto y la posible gravedad de la situación que padecía la mujer. En seguida descendió del vehículo junto a un hombre y comenzó a practicarle primeros auxilios. Rápidamente la recuperó. Aunque mostraba signos de mareos y poca visibilidad.

La Cardióloga Di Setefano, indignada, insistía en que llamaran al servicio de emergencia 911. Cuando se le informó sobre la negativa, sugirió un remis, un taxi y nuevamente la denegación. Luego de recuperar a la mujer dijo: “La falta de criterio de los empleados de servicios públicos de Cafayate, puede matar”

La falta de criterio mata y puede matar

Un hombre que vivía en Salta murió en el Paso de Jama luego de no recibir ayuda médica. Se trataba de un ciudadano de origen chileno. Una pasajera que viajaba con la víctima contó que una persona mayor de edad se descompensó y que no se acercó nadie a prestarle ayuda. “La sala de enfermería estaba cerrada con llave”, afirmó.

Esto ocurrió a pesar del pedido de todas las personas que se encontraban allí. El colectivo se había detenido para realizar la revisión de rutina, una señora peruana se bajó del ómnibus a los gritos porque un hombre se encontraba mal. En ese momento, el pasajero en cuestión descendió del micro y cayó pesadamente al suelo. Le practicaron primeros auxilios, pero falleció.

De la Redacción de Diario Cafayate