Sociedad Octubre 21, 2016

Una periodista de Radio Impacto habló sobre la violencia de género en Cafayate

Juliana Rosas violencia de genero miércoles negro ni una menos

La autora del ciclo “Igualemos Cafayate”, Juliana Rosas, se refirió a la crisis de violencia de género durante el miércoles negro, considerado mundialmente como el primer paro nacional de mujeres, que se llevó a cabo en toda la República Argentina.

El programa radial de Rosas, que se emite por Radio Impacto Cafayate, domina la perspectiva de género dese un punto de vista que se manifiesta por el movimiento feminista, siempre bajo la consigna de lograr la igualdad de género desde cultura y sociedad.

“Más que nada vine a hablar de ésta marcha, de éste paro nacional de mujeres en contra de la violencia de género. Hay varias razones que justifican ésta jornada”, adelantó Juliana Rosas, especialista en Ciencias de la Comunicación, durante una entrevista radial.

En octubre hubo un total de diecinueve femicidios en dicienueve días. Es decir, una mujer muerta cada veinticuatro horas. El “miércoles negro” se encuadra en repudio a esa realidad y a la “represión policial” durante el encuentro nacional de mujeres en la Ciudad de Rosario.

“Ésta campaña no es sólo en contra de los machistas que están haciendo que nuestras mujeres mueran, es para que se implementen las políticas públicas necesarias para la prevención y sanción de esto femicidios”, dijo la periodista, y agregó, que “cuando hablamos de prevención, nos referimos a la violencia de género específicamente”.

En la República Argentina, el 10,5 por ciento de las mujeres está desempleado. O sea que ese porcentaje no tiene independencia económica y depende de un novio, pareja, marido o familiar, que “bajo esos términos sufre violencia de género”.

“El encuentro nacional de las mujeres no es solamente para gritar frente a la Iglesia, como muchos aseguran. Es por eso que no entiendo la magnitud del repudio a éste encuentro; no entiendo por qué les duele tanto”, se lamentó Rosas.

Para la comunicadora social, existe una homogenización de la información en cuanto a lo que son los encuentros de las mujeres, en donde se manifiestan los “medios meramente machistas, porque muestran lo que vende: mujeres desnudas”.

“El hecho de las mujeres se muestren desnudas es para generar un impacto visual; una forma de visibilización; se denomina intervención socio cultural y es para impactar de forma directa en la sociedad, para que se atienda el llamado de atención”, explicó Juliana Rosas.

La periodista de Cafayate, dijo que están saliendo muchos medios de comunicación de agrupaciones de izquierda, que están visibilizando los encuentros y difundiendo los contenidos que se discuten en los mismos.

Juliana Rosas, quién trabajo como voluntaria en diferentes penitenciarias, reconoció que en las manifestaciones hubo una infiltración, en referencia a los actos vandálicos cometidos por mujeres que no pertenecen al movimiento feminista, durante los encuentros nacionales.

“Hubo cierta rivalidad en la discusión de dónde se iba a hacer el próximo encuentro; si en Chaco o en Buenos Aires; esa pelea entre nosotras mismas no nos lleva a ningún lado”, advirtió la autora del ciclo radial, Igualemos Cafayate.

En 2017, el 32do Encuentro Nacional de Mujeres se llevará a cabo en Resistencia, capital de la Provincia de Chaco, debido a la “emergencia en violencia de género”, que el movimiento #Ni una menos, calificó como exponencialmente peligroso.

Juliana Rosas afirma que desde su ciclo, Igualemos Cafayate, que se emite por Radio Impacto, está luchando todos los días. También, que el hecho de llevar adelante un ciclo de esas características, persigue como objetivo que las personas que estén escuchando sientan lo que ésta sucediendo.

El programa profundiza sobre diversos temas socioculturales, siempre con el permiso de la igualdad de género y el movimiento feminista, llevado a un espacio de reflexión a partir del aporte de información y testimonio reales.

“Los celos, el sufrimiento y la omnipotencia manifiestan que ésta sociedad es machista. Sé que a algunos hombres les cuesta verlo de ésa manera, pero el concepto deja en claro que hasta una persona puede matar por amor”, reflexionó Juliana Rosas.

“Desde el feminismo se piensa en un amor más libre, en donde no hay celos y posesión; dónde una persona no es dueña de otra. Se buscan nuevas formas de expresión”, valoró Rosas, y agregó que “lo que mata es el estereotipo de un amor romántico; el concepto del cómo deber ser”.

Según Rosas al hombre le cuestan perder los privilegios, aunque no solamente a aquel que se reconoce machista, sino a la mujer que también lo es, porque no logran encontrarse como personas para obtener sus propios objetivos y alcanzar su independencia.

“El feminismo busca que no te quedes en el pensamiento de la violencia de género, sino que todos los días aprendas algo nuevo; que reflexiones, porque justamente la sociedad no se queda quieta y los pensamientos van cambiando”, dijo la periodista de Cafayate.

El movimiento de mujeres #Ni una menos, plantea que existen ciertas formas de expresarse en contra de lo que está sucediendo, y que nace una revolución que busca la igualdad de género y el auto sustento psicológico de las personas.

“Algo no está encajando, entonces la personas salen y protestan. Hay indicios de que es necesario un cambio de todo lo que deba ser. Debemos desmantelar las etiquetas que nos han puesto como mujeres y hombres”, completó Rosas.

“Las prácticas protocolares del concepto de dama y caballero no molestan porque se basan en el respeto, aunque deben ser actualizadas a la igualdad, tanto para las mujeres como para los hombres”, añadió.

“El hecho de nacer mujer te lleva a pensar que corres peligro. ¿Quién puede vivir así? Para nosotras hay horarios estrictos porque justamente el hecho de tener un agujero entre las piernas nos hace vulnerables”, advirtió la comunicadora cafayateña.

“El acoso callejero lo sufrimos todos los días. Da miedo. Las mujeres de aquí, de Cafayate, lo viven. La verdad es que asusta. ¿Por qué un extraño se siente con derecho de decirnos que estamos lindas? Y es aún peor cuando intentamos defendernos”, se preguntó.

La autora del ciclo “Igualemos Cafayate”, Juliana Rosas, explicó que realizaron setenta talleres relacionados a la mujer en todos los ámbitos, y que a partir de allí se organizaron para llevar adelante las inquietudes a las cámaras de diputados y senadores, en el Congreso de la Nación.

De la Redacción de Diario Cafayate