Política Marzo 2, 2015

Urtubey sigue el modelo K

juan manuel urtubey gobernador de salta rechazado por cristina fernadez

El actual gobernador de la Provincia de Salta, Juan Manuel Urtubey, se definió como un activo miembro del modelo kirchnerista, que encabeza la Presidente Cristina Fernández. Sin embargo, aún no logra la aceptación del equipo que rodea al poder ejecutivo.

Silencioso como Scioli, risueño como Randazzo, aunque desestimado por Fernández y De Pedro, Urtubey vio alejadas sus chances de ser candidato a presidente y no acepta el cargo de vice. Su estrategia de acompañamiento del proyecto nacional y popular cada vez más lejos de la realidad.

A pesar de ser el presidente del Partido Justicialista de Salta, el actual gobernador Urtubey no encuentra la dirección correcta de la doctrina de Juan Domingo Perón, que emula el actual gobierno kirchnerista, más emparentado con antiguos miembros de la agrupación Montoneros.

La virtud de la óptica oficialista, tampoco le sirvió de ejemplo para capturar la atención de miles de jóvenes que se apasionaron con la política. La juventud salteña se abre camino entre lo progresista, liberal y conservador y se vuelve antagónica al sofisma urtubeycista.

La aplicación de las políticas asistencialistas, más propias de la década ganada, tomaron de rehén a un Urtubey que combinaría mejor con el peronismo ortodoxo, la derecha salteña o la vieja política conservadora, que con el populismo extravagante.

Urtubey debió ser gobernador de Salta, embajador de la música folklórica nacional, de la Santa Iglesia Católica, de poncho y tradición gauchescos. Pero se vio envuelto en lo Nac & Pop y su naturaleza no le permitió escapar.

Es bueno mantener relaciones estrechas con la Jefa de Estado. Es perjudicial para una provincia ser oposición. Sin embargo, el liderazgo autoritario acortó grandes posibilidades para Salta, más aún cuando restan pagar las facturas de los ocho años de gloria.

El peronismo no admite desobediencia. Aunque se puede ser peronista opositor o disidente. Siempre existieron distintas corrientes. Incluso el propio Juan Domingo Perón logró ganar las elecciones con el apoyo de los conservadores, hombres progresistas, nacionalistas y liberales.

Business are business como expresión popular estadounidense que sólo significa: Negocios son negocios. El debilitamiento de Salta es consecuente con el del modelo kirchnerista y aunque Urtubey logre posicionarse, los designios de Nación lo retrasarán aún más en la lista de espera.

El ciclo de Cristina Fernández se termina junto a su mandato, solo por cuestiones relacionadas con el tiempo y la Constitución Nacional. Florencio Randazzo, Daniel Scioli o Anibal Fernández no garantizarán la continuidad del modelo K, simplemente porque no les pertenece.

La facilidad para comprender que una doctrina es un conjunto coherente de instrucciones, reafirma la teoría que el post CFK, terminará con el doctrinarismo que sólo las figuras como la del ex presidente Nestor Kirchner y Cristina Fernández supieron conseguir.

De la Redacción de Diario Cafayate