Sociedad Septiembre 24, 2015

Tempestad Zonda en Cafayate

Viento Zonda en Cafayate causa daños y destrozos

El viento Zonda que proviene de la zona cuyana, se ha intensificado en la región del noroeste, convirtiéndose en Norte y azota desde anoche al Valle Calchaquí. Las ráfagas en Cafayate comenzaron a la madrugada y se incrementan desde entonces alcanzando velocidades máximas de 64,6 Km/h y una temperatura máxima de 28° C.

La tempestad ha causado voladura de chapas, caída de árboles, cartelería y tendido eléctrico, además de saturar una de las plantas potabilizadoras de la ciudad. La circulación por las calles solo fue posible en automóviles y camionetas, dificultando el normal desenvolvimiento de la jornada ante la peligrosidad de la tormenta de viento.

Esta mañana, efectivos de la Unidad de Emergencias 911, trabajaban de forma rápida en la remoción de árboles caídos y revisión de todos aquellos que pudieran ceder, ante el pronóstico de vientos fuertes para la región. Los efectivos realizaron un relevamiento para asegurar posibles zonas de riesgo.

En algunos comercios los carteles que no se encontraban asegurados, fueron arrancados de la matriz; una mujer debió ser asistida tras resistir una caída a la salida de un centro médico, aunque no sufrió heridas de consideración y tanto el suministro de agua como el de electricidad estuvieron cortados preventivamente en algunas zonas.

Autoridades de la Subsecretaría de Defensa Civil, informaron que las ráfagas de viento Norte que alcanzan al Valle Calchaquí son las de mayor intensidad y duración registrada hasta el momento durante 2015. Advirtieron que en todos los casos y ante posibles siniestros se debe seguir el protocolo original y no alterarlo al menos que las fuerzas de seguridad así lo indiquen.

Desde el Cuartel Central de Bomberos de Cafayate, San Juan de Dios, aconsejaron a los conductores que deban realizar trayectos en rutas, que se abstengan, ya que la escasa visibilidad aumenta el riesgo de accidentes. Además, explicaron que en caso de tormentas, como las que se registran, es aconsejable dejar atrás las nubes de polvo.

En todos los casos, los conductores deben circular con las luces de sus vehículos encendidas, acompañadas de las intermitentes y utilizar la bocina periódicamente. En caso de encontrarse en una zona segura, se recomienda detener la marcha y estacionar el vehículo hasta que haya disminuido la velocidad del viento.

De la Redacción de Diario Cafayate