fbpx

El vino del millón de dólares

botella y caja vino Petrus 2000

Una botella de vino Petrus cosecha 2000, elaborado en Francia y añejado en una estación espacial internacional, fue puesta en venta por una casa de subastas a 1 millón de dólares. El precio es 200 veces más que en la tierra y podría venderse como las más cara de la historia.

Un grupo de enólogos del Instituto de Ciencias de la Viña y el Vino de la Universidad de Burdeos, demostró que, luego de su estadía en el espacio desde noviembre de 2019, el Petrus sigue siendo «un gran vino».

Sin embargo, los asesores técnicos, luego de una degustación a ciegas, encontraron diferencias «notables» de color, aroma y sabor entre la versión espacial y terrestre.

Es la primera vez en la historia que se transporta y añeja un vino en el espacio, bajo un ambiente controlado, como parte de seis experimentos de una empresa de logística que, además, investiga el futuro de la agricultura y los alimentos en el planeta Tierra.

Los ingresos obtenidos de la venta del vino serán destinados a financiar próximas misiones espaciales centradas en la agricultura

El Petrus «espacial» es ofrecido en una caja fuerte secreta hecha a mano, que requirió 900 horas de trabajo, y se abre con un mecanismo ligado al universo de Star Trek. La botella se esconde detrás de un sistema solar inspirado en Julio Verne y trae como obsequio un sacacorchos confeccionado a partir de un meteorito, copas y un decantador.

Tras pasar 440 días en el espacio, o el equivalente a 300 viajes a la luna, el Petrus de Burdeos será objeto de una venta privada. El récord de la botella más cara del mundo ostenta un Romanée-Conti de Burgoña cosecha 1945, vendido a 558 mil dólares en New York en 2018.

Una botella de vino Petrus 2000, considerada una gran cosecha, se vende a unos 5.500 dólares.

Petrus 2000, el vino de 1 millón de dólares